Apoye el Programa y sus proyectos

Usted, su iglesia, organización o empresa pueden apoyarnos. Si desea enviar una ofrenda financiera al PEPE INTERNACIONAL, Haga contacto con la Junta de Misiones Mundiales:

pam@jmm.org.br

Si usted desea hacer un depósito bancario vía Junta de Misiones Mundiales, enviamos a seguir los datos de las cuentas:

Agência: 3010-4
C/C: 141900-5
Agência: 3894
C/C: 13001270-8
Agência: 0201
C/C: 1165-4 OP. 003
Agência: 1125-8
C/C: 59000-2
Agência: 9218
C/C: 651009

Junta de Missões Mundiais da CBB – CNPJ 34.111.088/0001-30

América del Sur

Año de inicio: 2011

Coordinadora nacional: Graciela Alicia Alencastro

Motivación para el desarrollo del Programa: Barrios pobres, madres analfabetas, niños/as sin escolarizar, círculo vicioso de pobreza y desnutrición infantil.

Objetivos:

1. Alcanzar a los niños/as en edad preescolar y sus familias con el Evangelio de manera integral.
2.Compartir la enseñanza bíblica con los niños/as y sus familias.
3. Expresar el amor de Dios de manera práctica (alimentación/ropa en general/talleres y cursos de formación/visitando a los niños/as en sus hogares).

Metas para 2023:

1. Establecer nuevas unidades del PEPE en 3 ciudades y/o departamentos donde aún no estamos presentes.
2. Tener 32 unidades del PEPE en funcionamiento.
3. Que el 90% de los niños/as del PEPE reciban atención odontológica del POPE y del PEPE VAI.
4. Contar con 8 unidades acompañando directamente a los niños/as, a través de la atención nutricional y salud.
5. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
6. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2005

Coordinadora nacional: Kathia Arredondo Hipamo

Motivación para el desarrollo del Programa: Según UNICEF, en 2021, casi 3 millones de niños/as bolivianos dejaron de asistir a la escuela debido a una emergencia sanitaria. Entonces tenemos la oportunidad de llegar a estos niños/as en situacion de vulnerabilidad social y falta de acceso a la educación preescolar. Tenemos la oportunidad de trabajar codo a codo con iglesias que aman a los niños/as y están deseosas de trabajar a través del PEPE para que otros puedan llegar a conocer a Jesús.

Objetivos:

1. Animar a los líderes de las iglesias a promover el trabajo misionero de evangelización.
2. Vincular la apertura de nuevas unidades del PEPE al proceso de plantación de iglesias.
3. Fortalecimiento de iglesias a través del Programa PEPE en la comunidad.

Metas para 2023:

1. Abrir 6 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
2. Contar con material didáctico actualizado que pueda ser utilizado en todo el país.
3. Realizar 2 congresos del PEPE, online o presencial.
4. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y PEPE VAI.
5. Tener 5 unidades acompañando directamente a los niños/as, a través de atención nutricional y de salud.
6. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
7. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2011

Coordinadora nacional: María Amelia Sepúlveda García

Motivación para el desarrollo del Programa: Expandir el reino de Dios a través de la experiencia del Programa PEPE en Chile, en Unidades Educativas, Proyectos de Mejoramiento Infantil, Hogares Infantiles, Iglesias y Misiones, llevando esperanza al corazón de los niños/as, compartiendo y viviendo el mensaje de amor de nuestro Padre Celestial.

Objetivos:

1. Preparar, seleccionar y construir material educativo de calidad para apoyar a los aliados en la formación de valores cristianos para los niños/as y sus familias.
2. Entregar materiales didácticos (en diferentes formatos) para apoyar a los misioneros-educadores, fortaleciéndolos a través de la capacitación continua, el apoyo en línea y la creación de nuevos materiales didácticos.
3. Fortalecer el trabajo con los padres y responsables de los niños/as en las diferentes unidades del PEPE.
4. Generar redes de apoyo para atender algunas de las necesidades económicas y materiales de los niños/as y sus familias.
5. Realizar actividades de extensión en la formación de maestros de los niños/as en Unidades Educativas e Iglesias.

Metas para 2023:

1. Promover el uso de los recursos pedagógicos nacionales e internacionales del PEPE, incluidos los materiales de apoyo musical, en al menos el 90% de las unidades.
2. Visitar 15 iglesias y ofrecer talleres de capacitación que les permitan mejorar su trabajo con los niños/as.
3. Fortalecer el trabajo con los padres y responsables de los niños/as en el 90% de las unidades del PEPE.
4. Realizar 2 congresos nacionales para fortalecer el equipo nacional.
5. Implementar un proyecto de prevención en salud y nutrición en al menos el 40% de las unidades.
6. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y PEPE VAI.
7. Apertura de 8 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
8. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
9. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2011

Coordinadora nacional: Adalci de Ávila Angulo

Motivación para el desarrollo del Programa: Colombia es un país con muchas regiones que registran mucha pobreza, donde los niños/as en edad preescolar no tienen la oportunidad de aprender, como en las comunidades indígenas de los Wiwa, Koguis y otras etnias. El PEPE llegó para brindarles a los niños/as una nueva oportunidad de recibir una atención integral y abrir las puertas a un futuro.

Objetivos:

1. El cuidado y la seguridad de los niños/as y sus familias
2. Que las familias de los niños/as conozcan y vivan el amor de Dios.
3. Buscar recursos y alianzas para la alimentación y educación de los niños/as, especialmente de las comunidades indígenas.
4. Abrir oportunidades de estudios y mejoramiento de vida en el campo educativo a los misioneros-educadores.

Metas para 2023:

1. Abrir 10 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
2. Implementar comedores populares en el 80% de los PEPE’s debido a la precaria situación que viven los padres de los niños/as, especialmente los de las comunidades indígenas.
3. Iniciar 4 unidades del PEPE entre nuevos grupos étnicos, entre ellos: Arhuacos.
4. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y el PEPE VAI.
5. Realizar 2 congresos nacionales para fortalecer al equipo nacional.
6. Implementar un proyecto de prevención nutricional en al menos el 60% de las unidades.
8. Realizar una campaña a nivel nacional para donar calzados y material escolar a 300 niños/as del programa PEPE, especialmente en la zona indígena.
9. Proporcionar, a través de alianzas, media beca para que 15 nuevos misioneros-educadores puedan cursar una licenciatura en primera infancia.
10. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
11. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2006

Coordinadora nacional: Angélica María Marcillo Gutiérrez

Motivación para el desarrollo del Programa: Una gran oportunidad para desarrollar el PEPE como un proyecto que cambia la vida de los niños/as de escasos recursos, orientar a los padres hacia una mejor calidad de vida, fortalecer las iglesias pequeñas y contribuir a la apertura de nuevas iglesias.

Objetivos:

1. Orientar a los coordinadores para el cumplimiento de los procedimientos del plan estratégico del PEPE Internacional.
2. Implementar estándares de actuación en todas las unidades del PEPE.
3. Implementar una propuesta de formación de misioneros-educadores para la Educación Inclusiva.

Metas para 2023:

1. Utilizar materiales educativos del PEPE que alcancen al menos el 70% de las unidades, incorporando videos en linea a la nueva modalidad que utilizan los misioneros-educadores a través de WhatsApp y Zoom, asegurando una buena enseñanza para el niño/a.
2. Asegurar el conocimiento de los objetivos del PEPE, formar misioneros-educadores profesionales y no profesionales, cumpliendo 48 horas de formación básica.
3. Abrir 6 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
4. Realizar 2 congresos del PEPE, en línea o presencial.
5. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y el PEPE VAI.
6. Implementar un proyecto de prevención en salud y nutrición en al menos el 30% de las unidades.
7. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
8. Realizar trabajos de excelencia operativa en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2002

Coordinador nacional: Enrique Javier Galarza Guerrero

Motivación para el desarrollo del Programa: La educación paraguaya vive una crisis prolongada que ubica el país entre los peores del mundo en materia de educación (ONAC-PY). Paraguay tiene un 11% de los niños/as en estado de desnutrición y hambre. El PEPE llegó precisamente para atender a los niños/as en situación de vulnerabilidad y pobreza en las capitales y zonas rurales del país, prestando atención a familias no alfabetizadas.

Objetivos:

1. Reorganizar la enseñanza a través de medios virtuales para seguir desarrollando actividades con los niños/as.
2. Apertura de unidades del PEPE en diferentes sectores de comunidades de escasos recursos.
3. Proporcionar salud y nutrición adecuadas para lograr mejores logros académicos y bienestar.

Metas para 2023:

1. Cambios y adecuaciones en el sistema educativo en el 100% de las unidades para cumplir con los lineamientos del MEC.
2. Promover la formación de por lo menos el 70% de los misioneros-educadores para la elaboración de proyectos de bendición a la niñez, proyectos relacionados con la alimentación, protección y salud.
3. Organizar una plataforma virtual para la realización de congresos anuales con el equipo nacional sobre la era digital y la educación.
4. Abrir 12 nuevas unidades del PEPE en todo el país, priorizando ciudades y/o departamentos donde aún no estamos presentes.
5. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y el PEPE VAI.
6. Implementar un proyecto de prevención de salud y nutrición en al menos el 60% de las unidades.
7. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
8. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2002

Coordinadora nacional: Clorinda Alberca Rodríguez

Motivación para el desarrollo del Programa: A raíz de la llegada de la Pandemia se estima que unos 300.000 niños y niñas han dejado de estudiar en el 2020. En el Perú, en la sierra y en la selva, existe un alto índice de pobreza y desnutrición. Es necesario alentar a las iglesias a que lleguen a los niños/as y sus familias.

Objetivos:

1. Capacitar a los misioneros-educadores profesionales y no profesionales en formación inicial.
2. Desafiar a las iglesias a trabajar con el Programa PEPE para servir a los niños/as.
3. Continuar presentando la propuesta del PEPE a los pastores locales.

Metas para 2023:

1. Realizar el programa de formación continua para misioneros-educadores en el 90% de las unidades.
2. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y el PEPE VAI.
3. Apoyar la creación de comedores comunitarios para atender al 30% de las comunidades donde se ubican las unidades del PEPE.
4. Abrir 10 nuevas unidades del PEPE en todo el país, priorizando 3 ciudades y/o departamentos donde aún no estamos presentes.
5. Complementar la educación brindando servicios de salud, nutrición, protección y educación a por lo menos el 50% de las unidades.
6. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
7. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2015

Coordinadora nacional: Ruth Saraid Cordero Orellana

Motivación para el desarrollo del Programa: La situación de vulnerabilidad de los niños/as, el momento crítico de grandes necesidades y deficiencias sociales, la extrema pobreza, y el deseo de la Iglesia de cuidar a los niños/as y darles la oportunidad de ser educados y alimentados.

Objetivos:

1. Implementar un plan para concientizar a los líderes de la responsabilidad misionera de la iglesia.
2. Programa de alimentación y capacitación de los misioneros-educadores.
3. Promover acciones de defensa de los derechos del niño/a en el 100% de las unidades de las iglesias que desarrollan el PEPE.
4. A través de los coordinadores de área, capacitar al 100% de las iglesias aliadas para llevar a cabo el PEPE VAI.

Metas para 2023:

1. Inicio del proyecto piloto de generación de ingresos en conjunto con el Comité de Desarrollo de la Iglesia para la obtención de refrigerios para el 80% de las unidades del PEPE.
2. Implementar el Programa PEPE en el 90% de los estados del país (faltan 6 estados).
3. Abrir 12 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
4. Realizar 2 congresos del PEPE, en línea o presencial.
5. Implementar un proyecto de prevención en salud y nutrición en al menos el 80% de las unidades.
6. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y el PEPE VAI.
7. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
8. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

América Central

Año de inicio: 2014

Coordinadora nacional: Verônica Carolina Torrento de Cortez

Motivación para el desarrollo del Programa: Una motivación es la necesidad que tiene la población salvadoreña de un programa que tome en consideración al niño/a y deje de verlo como un objeto, sino como un sujeto. Al verlos como objetos, solo se hace un esfuerzo mínimo para entretenerlos y no para integrarlos. Esto hace que el niño/a sea utilizado por las pandillas desde una edad temprana, destruyendo así su futuro exitoso. Otra motivación es el círculo vicioso de la pobreza, donde no existen mayores oportunidades para los niños/as por su poca o nula preparación, al educarlos integralmente cuentan con las herramientas necesarias para defenderse en la vida, construyendo y desarrollando su primera infancia.

Objetivos:

1. Participación de las iglesias en el desarrollo integral de los niños/as.
2. Mejorar los estándares educativos seculares y espirituales de los niños/as que forman parte del proyecto PEPE.
3. Superar los niveles de desnutrición de los niños/as beneficiados por el proyecto PEPE, fortaleciendo la alianza con CONVOY OF HOPE en el control de niños/as sanos, acompañando al grupo de nutricionistas y médicos.
4. Fortalecer las alianzas con ONG’s o centros de salud bucal para realizar jornadas de atención a todos los niños/as.

Metas para 2023:

1. Orientar al 100% de las iglesias para mantener la alianza con CONVOY OF HOPE para la donación de alimentos a las unidades del PEPE.
2. Promover la formación del 80% de los misioneros-educadores para realizar actividades con niños/as, con propuestas y materiales sencillos, de acuerdo con el currículo nacional, para que se desarrollen profesionalmente para enseñar mejor a los niños/as a partir de las nuevas tecnologías.
3. Asegurar la implementación del Comité de Padres en el 100% de las unidades del PEPE.
4. Abrir 12 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
5. Realizar 2 congresos del PEPE, en línea o presencial, e 2 jornadas de oración.
6. Implementar un proyecto de prevención en salud y nutrición en al menos el 90% de las unidades.
7. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y el PEPE VAI.
8. Impulsar el programa de desarrollo comunitario y hacer que el programa se lleve a cabo en el 30% de las unidades.
9. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
10. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Ano de início: 2014

Coordinadora nacional: Nora Elizabeth Mendoza López

Motivación para el desarrollo del Programa: En promedio, un niño/a guatemalteco asiste a la escuela durante 6 años y luego la abandona porque no tiene los recursos para continuar sus estudios o porque necesita trabajar para mantener a su familia (Plaza Publica). La falta de atención a la niñez en la ciudad y en las etnias, y la falta de escuelas para los niños/as en edad preescolar, que los llevó a quedarse en las calles, muchas veces involucrándose con bandas criminales, impactó y motivó a implementar el programa PEPE y ayudar a los niños/as, abriendo las puertas a un futuro prometedor.

Objetivos:

1. Asistencia académica para niños/as en edad preescolar.
2. Asistencia médica y vacunas para proteger a los niños/as de enfermedades.
3. Asistencia nutricional: varias iglesias ofreciendo desayunos y meriendas para los niños/as.

Metas para 2023:

1. Hacer el diagnóstico de la situación de 4 nuevos departamentos dentro del país para fortalecer el trabajo post covid-19.
2. Buscar alianzas con diferentes organizaciones para apoyar al 30% de las unidades del PEPE en el área de salud, fortaleciendo al POPE a nivel nacional.
3. Promover la formación de misioneros-educadores en actividades con propuestas y materiales sencillos, de acuerdo con el currículo nacional.
4. Abrir 9 nuevas unidades PEPE en todo el país.
5. Implementar un proyecto de prevención en salud y nutrición en al menos el 70% de las unidades.
6. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y el PEPE VAI.
6. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
7. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2017

Coordinadora nacional: Vilma Alejandra Milla Paz

Motivación para el desarrollo del Programa: Considerado uno de los países más pobres del continente, los niños/as de las zonas más vulnerables y peligrosas no tienen acceso a la educación preescolar. El PEPE trajo esperanza a estos niños/as, con una enseñanza basada completamente en el currículo básico nacional y los principios bíblicos y cristianos para dar esperanza a los corazones heridos. El PEPE Honduras cuenta con todos los requisitos que exige el Ministerio de Educación y sus unidades son felicitadas por el desarrollo intelectual y la buena preparación que han tenido los niños/as.

Objetivos:

1. Educación de calidad, con principios cristianos, que lleva esperanza a los niños/as en riesgo social de las zonas más pobres del país.
2. Mayor crecimiento de las iglesias mediante la conversión de las familias de los niños/as.
3. Fortalecimiento de la educación cristiana en las iglesias que forman parte del proyecto.

Metas para 2023:

1. Monitorear el trabajo educativo con el 100% de los misioneros-educadores para lograr las metas educativas y de enseñanza para el año escolar.
2. Comunicación constante con el 80% de los padres de los niños/as para apoyarlos mediante el envío vía WhatsApp/zoom, videos evangelísticos y devocionales familiares en apoyo del PEPE VAI.
3. Proporcionar recursos y materiales educativos para los niños/as que no tienen acceso a tecnología, teléfono, entre otros.
4. Abrir 4 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
5. Realizar 2 congresos del PEPE, en línea o presencial.
6. Implementar un proyecto de prevención en salud y nutrición en al menos el 60% de las unidades.
7. Contar con el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y el PEPE VAI.
8. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
9. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2014

Coordinadora nacional: Bertha Elvira Salgado Rodríguez

Motivación para el desarrollo del Programa: Con la llegada de la pandemia, 4.8 millones de niños/as en edad preescolar se quedaron sin acceso a la educación. El PEPE tiene como objetivo fortalecer el ministerio infantil en las iglesias, promoviendo un impacto social en las comunidades donde se ubican las iglesias, y dar la oportunidad de una mejor educación a cientos de niños/as que viven en situación de vulnerabilidad social en diferentes ciudades y regiones.

Objetivos:

1. Continuar con el esfuerzo del PEPE de ser parte de la Convención Nacional Bautista de México.
2. Proveer materiales educativos a las unidades de acuerdo con el plan nacional y su distribución física y digital.
3. Brindar atención integral a los niños/as en edad preescolar y diseñar un programa para cuidar a los hermanos mayores en edad primaria para un mayor alcance en la familia.

Metas para 2023:

1. Abrir 6 nuevas unidades PEPE en todo el país, llegando a comunidades indígenas.
2. Realizar la formación continua con el 80% de los misioneros-educadores.
3. Fortalecer la promoción del PEPE en México a través de las redes sociales realizando 10 visitas a iglesias locales en el momento oportuno.
4. Realizar 2 congresos del PEPE, online o presencial.
5. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y PEPE VAI.
6. Reabrir 2 unidades cerradas por la pandemia.
7. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2014

Coordinadora nacional: Sandra Lizeth Detrinidad López

Motivación para el desarrollo del Programa: A pesar de ser el país más grande de Centroamérica y rico en recursos naturales, Nicaragua es el segundo país más pobre de América Latina. El PEPE llegó para fortalecer las iglesias, brindar servicio a las comunidades aledañas a los templos, brindar atención educativa a los niños/as y llevar el evangelio a los habitantes de las comunidades.

Objetivos:

1. Servir de manera práctica a los residentes de comunidades de bajos ingresos, brindando educación inicial a los niños/as.
2. Llevar el evangelio a las personas de la comunidad y a los niños/as.
3. Proyección y crecimiento de la iglesia.

Metas para 2023:

1. Fortalecer el PEPE VAI virtual, a través de la capacitación y formación de misioneros-educadores en el 90% de las unidades.
2. Promover la implementación de 6 nuevas unidades del PEPE enfocadas en la apertura de nuevos campos misioneros y/o iglesias.
3. Ejecutar el plan de formación continua para el 90% de los misioneros-educadores.
4. Impulsar el programa de desarrollo comunitario y hacer que el programa se lleve a cabo en el 30% de las unidades.
5. Abrir 8 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
6. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE).
7. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
8. Realizar trabajos de excelencia operacionales en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2015

Coordinadora nacional: Belén Tiatira Peñafiel Medina de Francis

Motivación para el desarrollo del Programa: Como resultado de la pandemia, se cerraron muchos centros de atención de la primera infancia y muchas unidades de preescolar. Por eso, el PEPE es de vital importancia para darle a cada niño/a panameño la oportunidad de recibir una atención integral, mientras las iglesias aliadas tendrán sus puertas abiertas para la evangelización del niño/as y sus familias.

Objetivos:

1. Evangelización de la primera infancia: los niños/as aprenden historias y textos bíblicos.
2. Alcanzar a las familias: Los padres o responsables de los niños/as expresan que se acercan a Dios a través de los niños/as que oran y comparten las historias y los textos bíblicos aprendidos.
3. Testimonio de las iglesias: la comunidad expresa el buen testimonio de las iglesias por el cuidado y servicio que brindan a los niños/as.
4. Seguimiento de los temas impartidos a los niños/as con el fin de unificar el plan nacional de educación del PEPE.

Metas para 2023:

1. Mantener y mejorar la comunicación con el 100% de los misioneros-educadores a través de las redes y plataformas sociales.
2. Implementar y consolidar el PEPE VAI presencial y/o virtual en el 90% de las unidades.
3. Abrir 6 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
4. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE).
5. Implementar el proyecto de prevención de salud y nutrición en al menos el 90% de las unidades.
6. Impulsar el programa de desarrollo comunitario y hacer que se lleve a cabo en el 30% de las unidades.
7. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
8. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.

Año de inicio: 2010

Coordinador nacional: Daniel Antonio Cordero

Motivación para el desarrollo del Programa: En República Dominicana, una isla en la región del Caribe, hay muchos niños/as entre 4 y 5 años que no asisten a la escuela, perdiendo la experiencia de la educación inicial. La mayoría de las escuelas para esta edad son privadas y caras. Como los edificios del templo son poco utilizados, vimos la posibilidad de bendecir a los niños/as a través de las iglesias, instalando una unidad del PEPE para que las familias humildes pudieran beneficiarse. El PEPE ha sido una buena herramienta evangelística para las comunidades.

Objetivos:

1. Educativo: Estar al nivel de desempeño exigido por el PEPE y el Ministerio de Educación, insertando a más de 1.000 niños/as al nivel educativo nacional.
2. Social: Integrar a la comunidad en el proyecto PEPE, haciendo que la iglesia sea conocida y relevante. Brindar apoyo y ayuda a la comunidad, incluida la atención médica, charlas educativas y capacitación para padres.
3. Misionero: Lograr que los niños/as lleven el evangelio a sus casas, instruyendo a sus familias en la oración y el respeto a Dios. Dar la oportunidad a muchos miembros de las iglesias de desarrollar el llamado misionero, trabajando directamente en el PEPE local.

Metas para 2023:

1. Expandir el PEPE a 4 nuevas ciudades del país.
2. Abrir 8 nuevas unidades del PEPE en todo el país.
3. Reabrir 4 unidades cerradas por la pandemia.
4. Realizar trabajos de excelencia operacional en el 50% de las unidades del PEPE en 2022, y en el 70% de las unidades en 2023.
5. Realizar la formación continua con el 90% de los misioneros-educadores.
6. Establecer 2 nuevas alianzas para la obtención de recursos para el PEPE.
7. Implementar acciones que promuevan el desarrollo comunitario en el 30% de las comunidades donde exista una unidad del PEPE.
8. Tener el 90% de las unidades realizando el programa de odontología (POPE) y el PEPE VAI.
9. Implementar un proyecto de prevención en salud y nutrición en al menos el 50% de las unidades.

África Austral

Año de inicio: 2011

Coordinadora Nacional: Vanessa Patience

Motivación para el desarrollo del Programa: Gran cantidad de niños/as en situación de vulnerabilidad social y sin acceso a la educación infantil en comunidades necesitadas. La educación preescolar es realmente costosa, y no todos los niños/as tienen acceso. Muchas familias no tienen los medios económicos para que sus niños/as tengan acceso. Es por esta razón que el PEPE es una oportunidad para las familias y los niños/as.

Objetivos:

1. Ampliar el proyecto a más iglesias en las provincias donde ya está presente y en nuevas.
2. Consolidar la visión misional: fortalecer e implantar nuevas iglesias con base en el PEPE.
3. Entrenar o formar al equipo de misioneros educadores.
4. Capacitar a los líderes y pastores de las iglesias.
5. Formar alianzas con organizaciones afines.
6. Implementar los proyectos complementarios de PEPE.

Metas hasta 2023:

1. Implantar más de 3 unidades nuevas.
2. Alcanzar a más de 45 niños/as.
3. Alcanzar 10 nuevos misioneros educadores.
4. Visitar a todos los niños/as matriculados cada año.
5. Realizar 3 conferencias sobre la defensa de los derechos del niño /a al año.
6. Discutir con todas las unidades sobre generación de ingresos y proyectos de sostenibilidad.

Año de inicio: 2004

Coordinador nacional: Manuel Wafumbua

Motivación para el desarrollo del Programa:
El alto número de niños/as en situación de vulnerabilidad social y sin acceso a la educación inicial en comunidades de escasos recursos (zonas suburbanas y rurales).
Desnutrición infantil por sequía y hambre en el sur del país, concretamente en las provincias de Huila, Cunene, Cuando Cubango, Lunda Norte y Lunda Sur, Bie y Huambo.
c. El escape de la paternidad es una de las causas por las que muchos niños/as viven bajo violencia, abuso y trata de menores.

Objetivos:

Consolidar las Visitas y Apoyo integral a las familias de los niños/as (PEPE VAI) en todas las unidades.
Implementar el PEPE en nuevas iglesias interesadas que ya están en nuestra lista.
Capacitar al equipo de la coordinación y misioneros educadores de forma continua.
Viabilizar la implementación de proyectos complementarios.
Expandir el programa a nuevas áreas.

Metas hasta 2023:

Alcanzar el nivel básico de los estándares de actuación en todas las unidades.
Aumentar 20 unidades más para el 2023.
Viabilizar la implantación de al menos 2 iglesias a través del PEPE.
Visitar al menos el 90% de los niños/as matriculados por año.
Capacitar anualmente a 100 líderes de las Iglesias.
Implementar los proyectos complementarios: POPE en el 90% de las unidades y Proyecto de Nutrición y Salud en el 30% de las unidades.
Viabilizar, a través de charlas, la implementación de un proyecto de sustentabilidad en 1 comunidad por año.
Tener un programa de oración mensual consolidado hasta el 2023.

Año de inicio: 2001

Coordinador Nacional: Antonio Daniel Chiro

Motivación para el desarrollo del Programa: Existe dificultad de acceso a la educación para gran parte de la población infantil en las comunidades y aldeas, y la desnutrición crónica constituye desafío a nivel nacional, y más acentuadamente en los niños/as en edad preescolar.

Objetivos:

1. Orientar a la implementación de los estándares de actuación del PEPE a nivel nacional con enfoque en la higiene de forma continua.
2. Capacitar al equipo del PEPE a nivel nacional.
3. Realizar acciones continuas para el desarrollo de las comunidades.
4. Implementar el Proyecto “Mi iglesia un Lugar seguro”, con vistas a la creación de políticas de protección al niño/a y al adolescente en una iglesia interesada.

Metas hasta 2023:

1. Implementar 11 unidades nuevas más para llegar a 110 unidades el 2023;
2. Llegar a 250 niños/as nuevos más para llegar a un total de 4650 niños/as;
3. Llegar a otros 35 nuevos misioneros-educadores para llegar a 320 ME’s;
4. Capacitar anualmente a 150 pastores o líderes de las iglesias;
5. Monitorear la implementación de proyectos de sustentabilidad en al menos 1 iglesia por región del país por año;
6. Alcanzar al menos el 90% de las unidades del PEPE en el nivel básico de los estándares de actuación hasta 2023;
7. Iniciar la implementación del nuevo programa de formación inicial y formación continua de los misioneros-educadores en 2022.

Año de inicio: 2003

Coordinadora nacional: Anilza Quaresma

Motivación para el desarrollo del Programa: Gran número de niños/as en situación de vulnerabilidad social y sin acceso a la educación infantil en las comunidades de escasos recursos.

Objetivos:

1. Expandir el PEPE a nuevas áreas del país.
2. Capacitar el equipo de misioneros-educadores del PEPE.
3. Consolidar el PEPE VAI (Programa de Visita y Apoyo Infantil) en las unidades del PEPE.
4. Implementar el nuevo programa de capacitación.
5. Implementar el programa de sustentabilidad.

Metas hasta 2023:

Incrementar el PEPE en 2 unidades má.
Ajustar el PEPE al nivel básico de actuación requerido por el Programa en todas las unidades.
Expandir el PEPE a la ciudad de Príncipe hasta 2023.
Finalizar el proceso de legalización del PEPE en el país y ministerio de educación hasta 2022.
Implementar el proyecto de sustentabilidad en 1 unidad.
Establecer una alianza con la Asociación de las Iglesias Cristianas Evangélicas de San Tomé y Príncipe.
Implementar el Proyecto “POPE” en todas las unidades.

África Occidental 1

Año de inicio: 2000

Coordinadora Nacional: Diva Monteiro

Motivación para el desarrollo del Programa: Llevar la Palabra de Dios a los niños/as, alcanzar sus familias y ofrecer la oportunidad de la Educación Preescolar.

Objetivos:

Expandir el PEPE a nuevas áreas del país.
Consolidar el PEPE VAI (Programa de Visita y Apoyo Infantil) en las unidades de PEPE.
Capacitar pastores y líderes con la visión misional/ PEPE VAI
Implementar el plan de alianza a nivel local

Metas hasta 2023:

1. Difundir el PEPE a través de las redes sociales del país y presentación en reuniones pastorales.
2. Visitar el 100% de las familias del PEPE.
3. Abrir 4 nuevas unidades en nuevas comunidades a través de las iglesias locales.
4. Buscar más aliados apoyadores y mantenedores.
5. Capacitar a 50 líderes y pastores en la visión misional.
6. Participar de una red de protección al niño/a.
7. Implementar los proyectos complementarios: POPE en el 90% de las unidades y Proyecto de Nutrición y Salud en el 30% de las unidades.

Año de inicio: 2016

Coordinadora Nacional: Stephanie Pauline Gomez

Motivación para el desarrollo del Programa: Alto número de niños/as en aldeas pobres sin acceso a la educación preescolar.

Objetivos:

Abrir dos unidades;
Visitar todas las familias de los niños/as del PEPE/PEPE VAI
Establecer alianzas con otras organizaciones y profesionales de la salud para ofrecer charlas y asistencia a los niños/as y sus madres y otras mujeres de la comunidad.
Sensibilizar a los padres sobre la protección del niño/a.

Metas hasta 2023:

Apertura de dos nuevas unidades.
Dar a conocer el PEPE en otras iglesias y misiones.
Iniciar el nuevo programa de formación inicial y continua para los misioneros-educadores en 2022.
Capacitar el liderazgo local para mejorar el desarrollo de las unidades.
Desarrollar los proyectos complementarios: POPE en el 90% de las unidades y Proyecto de Nutrición y Salud en el 30% de las unidades.

Año de inicio: 2010

Coordinadora Nacional: Enoca Nhaga Massé

Motivación para el desarrollo del Programa: Evangelizar a los niños/as y sus familias, ayudar a las iglesias a hacer misiones, llevar una educación digna y de calidad a los niños/as en edad preescolar, valorar a los niños/as preparándolos para el ingreso a la escuela, ofreciendo una educación integral.

Objetivos:

Formar a las Iglesias en la Visión misional;
Implementar 6 nuevas unidades
Promover la protección del niño/a entre las iglesias y comunidades
Preparar a los niños/as para entrar a la escuela.

Metas hasta 2023:

Orientar la implementación de dos nuevas unidades en las regiones del país.
Acompañar y monitorear la gestión de todas las unidades del PEPE.
Capacitar a los líderes y misioneros-educadores con el nuevo manual de implementación de las unidades del PEPE.
Desarrollar los proyectos complementarios: POPE en el 90% de las unidades y Proyecto de Nutrición y Salud en el 30% de las unidades.
Implementar el nuevo programa de formación inicial y continua de los misioneros-educadores.
Capacitar a una iglesia sobre la política de protección del niño/a “Mi iglesia un Lugar seguro”.

Año de inicio: 2003

Coordinador Nacional: Momo Youla

Motivación para el desarrollo del Programa: Ayudar a la iglesia local a estar en contacto con las comunidades. Dar acceso a los niños/as sin oportunidad de ingresar al sistema educativo.

Objetivos:

Ofrecer a los niños/as la oportunidad de tener una buena educación que estimule el desarrollo integral, ayudar a la comunidad a participar de la educación de los niños/as.
Capacitar a los ME’s
Formar a la iglesia local en la visión misional
Difundir el PEPE entre iglesias y misiones evangélicas
Expandir el PEPE

Metas hasta 2023:

Hacer que la unidad del PEPE sea un proyecto-modelo de educación de calidad.
Aplicar los estándares de actuación del nivel básico en todas las unidades del PEPE.
Expandir el programa para nuevas regiones: Pita, Dubréka.
Consolidar el PEPE VAI (Programa de visita y apoyo infantil) en el 100% de las unidades.
Implementar los Proyectos complementarios: POPE en el 90% de las unidades y Proyecto de Nutrición y Salud en el 30% de las unidades.
Establecer acuerdos de alianzas con organizaciones locales.

Año de inicio: 2014

Coordinadora nacional: Madame Guerline (en entrenamiento)

Motivación para el desarrollo del Programa: Dificultad para acceder a la educación de una gran parte de la población infantil en comunidades y pueblos, y desnutrición.

Objetivos:

El PEPE Haití está experimentando un momento de reestructuración. Por lo tanto, estamos invirtiendo esfuerzos para reiniciar todo el proceso de implementación de unidades del PEPE en el país de acuerdo con las pautas del Programa.
1. Fortalecimiento de la unidad del PEPE existente.
2. Capacitación continua de misioneros-educadores en acción.

Metas para 2020:

1. Realizar la coordinación nacional del PEPE.
2. Abrir al menos dos nuevas unidades del PEPE en la capital.
3. Llevar a cabo al menos tres reuniones de capacitación continua con todos los misioneros-educadores.

Año de inicio: 2009

Coordinador Nacional: Amós Dembele

Motivación para el Desarrollo del Programa: La necesidad de los niños/as de tener acceso a la educación y de llevar las buenas nuevas del evangelio a los niños/as de la región.

Objetivos:

Ofrecer a los niños/as de Mali, en edad pre-escolar, el acceso a la Educación Preescolar.
Llevar a los niños/as y familias a conocer las buenas nuevas del Evangelio.
Implementar más unidades en el país.
Difundir el PEPE en los medios, redes sociales y reuniones pastorales
Formar a las iglesias en la visión misional.
Capacitar a los ME’s

Metas hasta 2023:

Apertura de dos nuevas unidades más en el país.
Implementación de los Proyectos complementarios como: POPE en el 90% de las unidades y Proyecto de Nutrición Y Salud en el 30% de las unidades.
Capacitar a 100 líderes sobre la protección al niño/as.
Visitar a todas las familias del PEPE- PEPE VAI
Desarrollar el nuevo plan de formación básica y continua.
Formar una iglesia sobre la protección al niño/a: “Mi iglesia un Lugar seguro”.

Año de inicio: 2007

Coordinadora Nacional: MARIE SIMONE NANGO

Motivación para el Desarrollo del Programa: Ayudar a las iglesias locales a ser relevantes en sus comunidades ofreciendo a los niños/as una buena preparación preescolar que estimule su desarrollo social y espiritual.

Objetivos:

Expandir el número de unidades del PEPE en diferentes áreas del país.
Promover la formación inicial y continua de todo el equipo de PEPE.
Formar MEs y líderes locales
Capacitar sobre la política de protección al niño/a.
Implementar los Proyectos Complementarios
Difundir el PEPE

Metas hasta 2023:

Realizar el diagnóstico de una nueva área.
Realizar la formación inicial y continua de acuerdo según el nuevo plan.
Capacitar a una iglesia sobre la política de protección: “Mi iglesia un lugar seguro”.
Desarrollar los proyectos complementarios: POPE en el 90% de las unidades y Proyecto de Nutrición y Salud en el 30% de las unidades.
Difundir el PEPE en las redes sociales y reuniones pastorales.
Participar de una red de protección al niño/a.

Año de inicio: 2006

Coordinadora Nacional: Cecilia M. S. Kamara

Motivación para el Desarrollo del Programa: Necesidad de alcanzar un área dominada por musulmanes, que tiene un gran número de niños/as sin acceso a la educación formal.

Objetivos:

Actuar con excelencia operacional en las unidades del PEPE para llegar mejor a los niños/as y promover el desarrollo comunitario.
Capacitar al coordinador de área y al equipo del área Oeste.
Promover en las unidades los proyectos complementarios.
Identificar voluntarios del área de la salud para realizar consultas.
Expandir el PEPE.
Capacitar a los ME’s a partir del nuevo plan de formación inicial y continua.
Sensibilizar a las iglesias y comunidades sobre la política de protección al niño/a.

Metas hasta 2023:

1. Expandir el PEPE para nuevas áreas del país.
2. Establecer un acuerdo de alianzas y apoyadores.
3. Guiar a la implementación de los patrones de actuación en todas las unidades para que el 90% de las unidades alcance por lo menos el nivel básico exigido por el programa.
4. Implementar los proyectos Complementarios: POPE en el 90% de las unidades y Proyecto de Nutrición y Salud en el 30% de las unidades.
5. Capacitar a una iglesia sobre la política de protección: “Mi iglesia un lugar seguro”.

África Occidental 2

Año de inicio: 2019

Coordinador nacional: Midokpè Lèvi KOUDJO

Motivación para el Desarrollo del Programa: País con alta tasa de niños/as sin acceso a la educación, según los datos del gobierno el 85,7% de los niños/as del grupo de edad atendido por el PEPE no tienen acceso a la educación. El país también tiene un gran número de PNA (Pueblos No Alcanzados) y las iglesias locales quieren estar preparadas para trabajar con este público.

Objetivos:

Participar en el desarrollo de las comunidades donde el PEPE está insertado.
Contribuir para la inclusión de las niñas en el sistema escolar, a través de la expansión del Programa a más comunidades en el país, especialmente en las zonas rurales.
Desarrollar actividades de sensibilización sobre derechos y protección del niño/a.
Promover capacitación inicial y continua del equipo para ofrecer una educación de calidad y contextualizada al sistema educativo de Benín.
Construir alianzas con organizaciones locales que actúen en la defensa de los derechos de los niños/as y en el desarrollo de la infancia en el país
Ampliar la colaboración con las iglesias locales en el desarrollo de proyectos de plantación y fortalecimiento de iglesias entre los PNA (Pueblos No Alcanzados) del país, y en la consolidación de una visión misionera de cada creyente.

Metas hasta 2023:

Fomentar el desarrollo en una comunidad en situación de vulnerabilidad.
Promover el acceso a la educación de los niños/as en edad preescolar, de los cuales el 52% son niñas.
Asegurar actividades de Advocacy sobre derechos y protección del niño/a con los padres, la iglesia, la comunidad.
Implementar el nuevo sistema de formación inicial y continua del equipo del PEPE en el país.
Participar en al menos una red local que trabaje con protección y otras temáticas relacionadas al niño/a.
Construir y mantener alianzas con dos iglesias locales para la transmisión de la estrategia del DNA misionero.

Año de inicio: 2016

Coordinadora nacional: Afi-Kuma DJOMAKOU

Motivación para el Desarrollo del Programa: Además de responder al pedido del gobierno local para ayudar a facilitar el acceso de los niños/as a la educación, también pretende contribuir con la iglesia local en su búsqueda para llegar a los 22 PAN (Pueblos No Alcanzados) existentes en el país. Otro desafío es el acceso y permanencia de las niñas en la escuela, mientras que entre los niños la tasa de permanencia es casi del 60%, entre las niñas esa tasa no llega al 40% según datos del Ministerio de Educación.

Objetivos:

Participar en el desarrollo de las comunidades donde el PEPE está insertado.
Contribuir para la inclusión de las niñas en el sistema escolar, a través de la expansión del Programa a más comunidades en el país, especialmente en las zonas rurales.
Desarrollar actividades de sensibilización sobre derechos y protección del niño/a.
Promover la capacitación inicial y continua del equipo para ofrecer una educación de calidad y contextualizada con el sistema educativo de Togo.
Construir alianzas con organizaciones locales que actúen en la defensa de los derechos de los niños/as y en el desarrollo de la niñez en el país.
Ampliar la colaboración con las iglesias locales en el desarrollo de proyectos de plantación y fortalecimiento de iglesias entre los PNA (Pueblos No Alcanzados) del país, y en la consolidación de una visión misionera de cada creyente.

Metas hasta 2023:

Fomentar el desenvolvimiento en una comunidad en situación de vulnerabilidad.
Promover el acceso a la educación de los niños/as en edad preescolar, de los cuales el 52% son niñas.
Asegurar actividades de Advocacy sobre derechos y protección del niño/a con los padres, la iglesia y la comunidad.
Implementar el nuevo sistema de formación inicial y continua para el equipo del PEPE en el país.
Participar de al menos una red local que trabaje con protección y otras temáticas relacionadas al niño/a.
Construir y mantener alianzas con dos iglesias locales para la estrategia de transmisión del DNA misionero.

Sudeste de Asia

Año de inicio: 2020

Coordinador Nacional: Pr. Vilas Raypure

Motivación para el desarrollo del Programa: Alto índice de niños/as en situación de vulnerabilidad social y sin acceso a una educación preescolar adecuada.

Objetivos:

1. Implementar dos nuevas unidades en la ciudad de Mumbai.
2. Fortalecer y expandir el PEPE en India.
3. Implementar el plan de capacitación continua para el coordinador y ME’s

Metas hasta 2023:

1. Tener el 100% del equipo participando activamente en las formaciones continuas.
2. Organizar y establecer el comité de padres en el 100% de las unidades del PEPE.
3. Tener el 100% de las familias de los niños/as del PEPE visitados mensualmente.
4. Capacitar 60% de los líderes locales respecto a sus responsabilidades misionales.

Año de inicio: 2016

Coordinadora Nacional: Madalena Marques

Motivación para el desarrollo del Programa: Llevar esperanza a los corazones de los niños/as y sus familias, amándolos como Cristo los ama.

Objetivos:

1. Implementar nuevas unidades del PEPE en el país.
2. Implementar el comité de padres en todas las unidades.
3. Cooperar en el fortalecimiento y plantación de iglesias con visión misional.
4. Mantener y fortalecer el programa PEPE VAI.

Metas hasta 2023:

1.Tener el 100% del equipo participando activamente en las formaciones continuas presenciales y virtuales.
2. Tener el 100% de las unidades con comité del país formado y funcionando activamente.
3. Tener el 100% del liderazgo local capacitado en su visión misional.
4. Tener el 100% de las familias de los niños/as de los PEPE’s siendo visitadas mensualmente.